Adivimat

© José Enrique Fernández del Campo

jefdelcampo@disvimat.net

Madrid-Julio 2017

Contenido

 

Presentación

 

I Geometría del plano 1-118

Generalidades 1-10

Angulos 11-32

Polígonos 33-73

Circunferencias y círculos 74-99

Transformaciones en el plano 100-118

II Geometría del espacio 119-173

Generalidades 119-135

Poliedros 136-158

Cuerpos redondos 159-173

III Aritmética 174-190

IV Álgebra General 191-211

Leyes de composición interna 191-198

Estructuras algebraicas 199-211

V Álgebra Clásica 212-237

VI Funciones reales 238-304

Generalidades 238-249

Sucesiones 250-254

Elementos de una función 255-269

Clasificación 270-293

Funciones relevantes 294-304

Respuestas.

 

Adivinanzas en español, relativas a conceptos matemáticos elementales (Primaria y Secundaria).

Tuvieron un origen: provocar una cierta curiosidad –motivación-, que removiera análisis de términos y significados matemáticos –conceptos más elementales- que pudieran conducir a resolver inocentes enigmas… Es decir: reconstruir definiciones de conceptos matemáticos.

Desde hace lustros, reclamar a un estudiante la definición o notas esenciales de un concepto sería exponerse a ser acusado de maltratador, torturador y no sé cuántas cosas más: “estigmas de pedagogías trasnochadas, hijos de vicios memorísticos, sadismos metodológicos…”

Si la Didáctica exige claridad, la ciencia precisión.

(A estas alturas de la película, no se empeñe nadie en apearme de este dueto de convicciones.)

Si no se domina la terminología específica, es imposible entenderse; ni en la cátedra, ni en el aula, ni en la calle.

“-A ver si por la vía del acertijo se les graba mejor el significado de las palabras… -Me comentaba, escéptico, un profesor añoso.

“-Si no se divierten ellos, por lo menos, que me divierta yo. –Pensé, resignado.

Y cada semana aparecían en los muros del pasillo de Secundaria seis u ocho de estas aleluyas, relativas a los temas tratados en clase. Con aires de desafíos provocadores: con buzón de respuestas.

En vano.

Y alguna, después, en las pruebas de evaluación…

Esta vez, sí:

“-¡No vale!: había que haberlo advertido!…”

(La colección que aquí se presenta ha sido extraída de yacimientos profundos… No serían diamantes, pero cada vez que completaba una, brillaba para mí como un cuarzo, al menos: si no por el valor, por el esfuerzo –nunca me tuve por poeta.